SECCIONES

Noticias Nidera Nutrientes
14/08/2017
Nidera Nutrientes lanza Foszinc
Se trata de un nuevo fertilizante mezcla química granulada, que se presenta como una herramienta fundamental para una nutrición balanceada. El producto se destaca además por corregir las carencias de zinc, un elemento indispensable para el cultivo del maíz.

Los suelos de la región pampeana han sufrido una baja significativa de zinc en los últimos años y actualmente hay amplias zonas con niveles por debajo del umbral crítico. El fenómeno reviste suma importancia en el cultivo de maíz, que presenta una demanda considerable de este elemento para su desarrollo. Partiendo de esta realidad, y buscando aportar soluciones a los productores, Nidera lanza al mercado FosZinc.

Se trata de la última incorporación de la firma, a su larga lista de fertilizantes que intentan devolver al suelo los nutrientes necesarios para alcanzar un mayor rendimiento en los cultivos. En este caso, es una mezcla química granulada que contiene el aporte balanceado de cuatro nutrientes: Nitrógeno (12%), Fósforo (40%), Azufre (5%) y la dosis precisa de Zinc (1%).

El nuevo producto garantiza una distribución homogénea de nutrientes en cada grano por la uniformidad de cada uno de ellos, lo que se convierte en un elemento clave para el aporte de zinc por la baja dosis que se requiere para su aplicación. Además, gracias a su excelente calidad y propiedades físicas permite un muy buen corrimiento, sin apelmazarse y fluyendo libremente en el cajón fertilizador.

A la hora de la aplicación del FosZinc, y para obtener un mayor aprovechamiento del producto, desde Nidera explican que conviene utilizarse al momento de la siembra, al costado o debajo de la línea, ya que el zinc es un elemento inmóvil al igual que el fósforo. Además, y por sus características, puede aplicarse con la misma tecnología que otros productos fosfatados que se encuentran en el mercado.

El zinc se ubica como el cuarto elemento en importancia para la nutrición del maíz. A su vez, las bajas temperaturas de los suelos durante las siembras tempranas exponen al cultivo a una menor provisión del nutriente, lo que resulta en una expectativa alta de respuesta en zonas con niveles de zinc por debajo del umbral.

Con la presentación del nuevo Foszinc, Nidera vuelve a posicionarse del lado del productor otorgándole las herramientas necesarias para devolverle a la tierra los recursos necesarios para obtener los mejores cultivos y rendimientos.

14/08/2017 Nidera Nutrientes lanza Foszinc Se trata de un nuevo fertilizante mezcla química granulada, que se presenta como una herramienta fundamental para una nutrición balanceada. El producto se destaca además por corregir las carencias de zinc, un elemento indispensable para el cultivo del maíz.

Los suelos de la región pampeana han sufrido una baja significativa de zinc en los últimos años y actualmente hay amplias zonas con niveles por debajo del umbral crítico. El fenómeno reviste suma importancia en el cultivo de maíz, que presenta una demanda considerable de este elemento para su desarrollo. Partiendo de esta realidad, y buscando aportar soluciones a los productores, Nidera lanza al mercado FosZinc.

Se trata de la última incorporación de la firma, a su larga lista de fertilizantes que intentan devolver al suelo los nutrientes necesarios para alcanzar un mayor rendimiento en los cultivos. En este caso, es una mezcla química granulada que contiene el aporte balanceado de cuatro nutrientes: Nitrógeno (12%), Fósforo (40%), Azufre (5%) y la dosis precisa de Zinc (1%).

El nuevo producto garantiza una distribución homogénea de nutrientes en cada grano por la uniformidad de cada uno de ellos, lo que se convierte en un elemento clave para el aporte de zinc por la baja dosis que se requiere para su aplicación. Además, gracias a su excelente calidad y propiedades físicas permite un muy buen corrimiento, sin apelmazarse y fluyendo libremente en el cajón fertilizador.

A la hora de la aplicación del FosZinc, y para obtener un mayor aprovechamiento del producto, desde Nidera explican que conviene utilizarse al momento de la siembra, al costado o debajo de la línea, ya que el zinc es un elemento inmóvil al igual que el fósforo. Además, y por sus características, puede aplicarse con la misma tecnología que otros productos fosfatados que se encuentran en el mercado.

El zinc se ubica como el cuarto elemento en importancia para la nutrición del maíz. A su vez, las bajas temperaturas de los suelos durante las siembras tempranas exponen al cultivo a una menor provisión del nutriente, lo que resulta en una expectativa alta de respuesta en zonas con niveles de zinc por debajo del umbral.

Con la presentación del nuevo Foszinc, Nidera vuelve a posicionarse del lado del productor otorgándole las herramientas necesarias para devolverle a la tierra los recursos necesarios para obtener los mejores cultivos y rendimientos.

Imprimir nota impresora
Compartir en:

Enlaces relacionados

La soja con la que producimos alimentos sigue mal nutrida VER MÁS
Inauguración de las nuevas oficinas en Villa Martelli VER MÁS
Aportando nuestro granito en el uso de tecnología VER MÁS
Mezclas Pampero, una solución nutricional a medida VER MÁS